jueves, 3 de febrero de 2011

PURIFICAS 2011, Diario Hoy



Cumpliendo con una tradición de siglos, Monroy celebra hoy la fiesta de Las Purificás, que en esta localidad de la provincia de Cáceres recoge parte de los tesoros etnográficos extremeños, tanto en los trajes, como en el baile, o en las famosas coplas, que fueron recogidas por el grupo Acetre.
Una de las características de esta fiesta es que tres familias se encargan cada año, en hacer cada una gran rosca de piñonate que pesa entre ocho a nueve kilos. Cada una de estas familias pone en el enorme dulce un ramo de flores y entre ellas dinero. Las roscas han sido rifadas a las cinco de esta tarde por medio de la compra de papeletas que valen un euro. Los tres afortunados han obtenido un gran dulce y una cantidad de dinero que normalmente es de unos 400 euros por rosca. En las de ayer había varios billetes de 50 y en una había uno de 100 euros. Hay familias que están esperando para poder cumplir su promesa y hacer las roscas. El dinero obtenido con las papeletas se dona a la parroquia.
La fiesta de Las Purificás recuerda cuando la Virgen María acudió al templo a purificarse y a presentar a su hijo. Según las leyes judaicas de Moisés, las mujeres quedaban purificadas tras un parto, a los 40 días si había tenido un niño y 80 si una niña. Al cumplirse ese tiempo acudían al templo y entregaban como sacrificio un cordero si era de una familia rica, o dos palomas si era humilde.
Como cada 2 de febrero, a las doce de la mañana, en la iglesia de Monroy cuatro jóvenes adornadas con trajes regionales sacaron en procesión a la imagen de la Virgen. Al salir de la iglesia el grupo Recordanzas bailó ante la imagen la jota cuadrada, típica de esta zona, y se hizo la procesión alrededor de la iglesia con numerosas personas con velas encendidas, cuya llama se mantuvo al entrar en el templo, lo que es un buen augurio para los campos.
Tras comenzar la misa, en el ofertorio entraron cantando en la iglesia las cuatro purificás. Es el momento culmen de la fiesta. Durante diez minutos las jóvenes cantan ante un silencio casi absoluto entre la gente que llena la iglesia. Es un canto inusual, monótono pero lleno de emoción, en el que brilla la voz de la solista que es acompañada por las voces de las otras tres purificás, usando únicamente una pandereta con cascabeles para marcar el ritmo.
La solista fue Marina Serrano Benito, de 18 años, dotada con una voz elogiable, y le acompañaron Elena Fernández Arias, de 17 años; Virginia Canelo Pérez, de 17, y Alba Herráez Martín de 15. La escena es muy vistosa ya que las cuatro purificás van precedidas por otras tres jóvenes que llevan las enormes roscas de piñonate y siguen a la imagen de la Virgen que llevan otras cuatro chicas. En total son once jóvenes ataviadas con trajes regionales, todas con pañuelo blanco sobre la cabeza, salvo las que cargan la Virgen que llevan pañuelo negro.
Después de los diez minutos de canto la gente que abarrotaba la iglesia comenzó a aplaudir y hasta hubo silbidos de aprobación como si de una actuación musical fuera, lo que incomodó al sacerdote que llamó la atención sobre esta manera de alabar a las cantantes.
Siguió al ofertorio la presentación ante la Virgen de unos 15 niños nacidos en el último año. Tras terminar la misa, las purificás soltaron las dos palomas en la entrada de la iglesia, en la plaza. Se da la circunstancia de que las palomas son las mismas desde hace varios años. Una vez libres volvieron a su palomar hasta que el próximo año vuelvan a representar su pequeño papel en la fiesta más grande de Monroy.
Artículo de Sergio Lorenzo para el diario Hoy de Extremadura. Os dejo el enlace por si quereis ver la noticia en el mismo.
http://www.hoy.es/20110202/local/caceres/billetes-hasta-euros-roscas-201102021842.html

1 comentario:

M. LOURDES dijo...

Mis padres y mi tia estan en Monroy, ya que han ofrecido una de las roscas en homenage a mi abuela que las había hecho durante muchos años y que le hacía una especial ilusión poder ofrecerla. (María Díaz (tia Maria Reimunda). Me han llamado muy emocionados por el sentimiento que se vive en esta bonita fiesta.Permitidme mandar un besazo especial a Andrea que era la que llevaba la rosca.
OS FELICITO desde Olot!!!! Un abrazo!!!